Saltar al contenido

Inglés como segunda lengua para estudiantes con discapacidad visual

¿Sabías que el inglés es una lengua extranjera que se imparte como asignatura en nivel básico y puede ser tomada por estudiantes que presentan Ceguera o baja visión, al cursar preescolar, primaria o secundaria según el grado en el cual están inscritos?

Esta materia se conoce como segunda lengua. Se implementa en los planes y programas de estudio tanto de manera oral como de forma escrita en las actividades que va proporcionando el maestro de aula regular con la colaboración del maestro de educación especial.

Enlace afiliado: encuentra lupas digitales en Amazon.


Particularidades al enseñar a ninos con discapacidad visual

En cuanto a los objetivos y contenidos es evidente que, aunque las reflexiones realizadas con anterioridad en el área de lengua son aplicables a esta área, estas pueden complementarse con orientaciones específicas para la realización de adaptaciones en la lengua extranjera:

  1. Conocimiento de los objetos y hechos: la enseñanza de un idioma está muy unida al conocimiento y situaciones de la vida diaria. Muchos objetos, situaciones y acontecimientos pueden ser próximos pero no conocidos ya que sus estímulos externos tienen una fuerte carga visual.
  2. Relación interpersonal: las orientaciones actuales sobre el proceso de adquisición de un lenguaje plantean que la mejor estrategia para aprender a comunicarse en un código nuevo es la interacción, por lo que la comunicación interpersonal y sus formas serán la base que sustente la opción metodológica y el medio más idóneo para la participación activa del niño ciego en todas las actividades del grupo.

  3. Secuenciación de los contenidos: en las etapas infantil y primaria parece indicado optar por primar la comunicación oral sobre la escrita, para ir desde la comprensión a la expresión (Andrade, 2010, p. 34).

Lenguaje oral y escrito

Cuando la clase se imparte de manera oral los alumnos con discapacidad visual no manifiestan dificultades porque captan la información de manera auditiva al escuchar la voz del maestro.

De igual forma el lenguaje oral se enriquece por medio de videos y mensajes de audios al ir escuchando las consignas en los ejercicios que son trabajados por los docentes.

Con respecto al lenguaje escrito, los estudiantes con ceguera o baja visión utilizan el sistema braille, un código de lectoescritura que se va leyendo con la yema de los dedos para ir decodificando las palabras, enunciados o párrafos. Con este sistema pueden leer los textos que marca el Plan y programa de estudio.

Una de las dificultades a las cuales se enfrenta el alumno con discapacidad visual es que los maestros únicamente les enseñan la materia de manera oral tomando en cuenta su dominio del idioma, pronunciación, o entonación, entre otros aspectos, mientras que en el texto escrito existen deficiencias debido a que los maestros no conocen el método braille y no pueden decodificar los textos en este método.

La metodología que emplean los maestros de la asignatura de inglés consiste en que los alumnos amplíen su vocabulario a través de campos semánticos, pequeños enunciados, y en ocasiones conversaciones para que puedan ser traducidos por los alumnos.

Con la nueva era de la Tecnología los alumnos que presentan Ceguera diseñan sus propios videos y mensajes de audio para dar a conocer a los maestros que pueden elaborar las tareas como sus compañeros de aula regular, solamente que se deben modificar las técnicas o estrategias para que la tarea que se deje de un día para otro pueda ser cumplida y lograr una calificación aceptable en cada uno de los parciales que se cursan durante el ciclo escolar.

Procedimientos

En cuanto a los procedimientos utilizados en la enseñanza de esta materia, algunos de ellos requerirán ser adaptados, especialmente al estar los contenidos íntimamente relacionados con el aspecto práctico de la enseñanza.

Así, mientras que la comprensión de mensajes orales procedentes de distintas fuentes —el profesor, otros compañeros, grabaciones sonoras o audiovisuales— no plantea en sí dificultades para el niño ciego, adaptándose a las características de su aprendizaje, este podrá precisar alguna adaptación individual o que complete la información, especialmente con el uso del material audiovisual. Estas adaptaciones incluyen:

  • Descripción oral, por parte del profesor o de un compañero, de las imágenes de la pantalla.
  • Realización de un comentario escrito sobre el video (Andrade, 2010, p. 34).

Recurrir a elementos extralingüísticos (mímica, postura corporal, gestos, dibujos, etc.) que permitan superar obstáculos o dificultades en la comunicación, plantea serias dificultades para los niños ciegos:

  • En cuanto al reconocimiento de estrategias extralingüísticas, el alumno privado de visión no tendrá acceso a aquellos actos motrices con los que el emisor esté apoyando su mensaje oral, a menos que alguien se los vaya describiendo, pero en este caso no podría hablarse de reconocimiento. Aunque algunas pueden ir acompañadas de algún sonido (ruido de una silla al levantarse o sentarse, golpe sobre la mesa como señal de enfado…), estas, además de ser escasas, tienen múltiples significados que pueden distorsionar la interpretación correcta del mensaje. En consecuencia se han de dirigir los esfuerzos a conseguir la familiarización y reconocimiento de sonidos característicos de una lengua extranjera y de las pautas de ritmo y entonación de la misma como procedimiento para descubrir las intenciones del emisor y el significado del mensaje.
  • Es de esperar que el niño ciego vaya aumentando progresivamente su repertorio básico de este tipo de estrategias. Este repertorio puede ser adquirido tanto desde el ámbito familiar como institucional, bien sea por la atención que haya recibido con anterioridad a su escolarización, o por el trabajo realizado tanto desde otras áreas como pueden ser la de educación artística o la de lengua española. No olvidemos su importancia para la comunicación, dado que se trata de un idioma extranjero con un vocabulario desconocido en gran parte, al que, en muchas ocasiones, pueden llegar a sustituir.

Antes de concluir este apartado relativo a los procedimientos, se hace preciso insistir en que ninguno de ellos, ni siquiera aquellos cuyo enunciado parece exigir el apoyo visual, debe evitarse. La realidad diaria y concreta tampoco es accesible visualmente al niño ciego y sin embargo, si se le muestra convenientemente, llega a comprenderla (Andrade, 2010, p. 35).

Por último, en cuanto a los materiales de que se dispone para el desarrollo de esta área, es necesario resaltar el manejo del diccionario, material básico en el aprendizaje de una lengua, especialmente al ir avanzando en su conocimiento. Hasta hace poco, si el alumno carecía de suficiente resto visual, la adaptación tenía que ser hecha por el propio profesor o la familia, y en muchos casos los mismos compañeros. Sin embargo, como ya se ha indicado mas arriba, el ordenador y determinados aparatos y programas específicos han venido a paliar esta dificultad (Andrade, 2010, p. 35-36).

Qué dicen los estudiantes con discapacidad visual

Para realizar este trabajo se elaboró un cuestionario que se aplicó a tres alumnos de secundaria con ceguera. A continuación las preguntas y sus respuestas.

  1. ¿De qué manera te imparte la materia de inglés tu maestro?
    • Alumno 1: “Mi maestro va diciendo en inglés todo lo que debemos aprender en la clase”.
    • Alumno 2: “Mi maestra en ocasiones nos pone videos en la computadora y nos dice que pongamos atención y después nos pregunta de que trató el tema que nos enseñó”.
    • Alumno 3: “Mi maestro nos dice que en el libro está la lectura que vamos a trabajar y nos dice cómo debemos pronunciar las palabras que están en el texto”.

    Como podemos observar, los maestros que imparten la asignatura de Inglés utilizan varias estrategias para que sus alumnos logren captar el contenido de cada una de las lecciones llegando al mismo objetivo donde todos deben saber qué dicen los textos que se han estudiado en la clase.

  2. ¿De qué manera realizas las tareas de inglés?
    • Alumno 1: “Las tareas las ago en braille y cuando llego a la clase se las tengo que leer a mi maestro”.
    • Alumno 2: “Las tareas las hago por medio de mensaje de audio para que mi maestro se dé cuenta de que si soy yo el que hizo la actividad”.
    • Alumno 3: “Las tareas algunas veces las hacemos en equipo y tengo que ir con mis compañeros para poder hacer el trabajo que nos deja el maestro”.

    Como se muestra en las respuestas anteriores, los alumnos con discapacidad visual realizan sus tareas de distintas maneras para que sus maestros puedan saber que sí hicieron su tarea, de manera individual o en equipo con la ayuda de sus demás compañeros.

  3. Por último se les dio a conocer la pregunta: ¿De qué forma te gusta más trabajar la materia de inglés, de forma oral o de manera escrita?
    • Alumno 1: “A mí me gusta trabajar de manera oral porque cuando escucho la voz de mi maestro me grabo todo y sé de lo que está hablando”.
    • Alumno 2: “A mí me gusta trabajar de manera oral, porque cuando escucho los videos y los audios que pone el maestro en la clase, luego sé lo que se está diciendo”.
    • Alumno 3: “Ah, pues a mí me gusta de las dos formas porque se me facilita pronunciar las palabras y me gusta también cuando le leo en braille al maestro lo que escribí”.

    En cada una de las aportaciones de los alumnos se refleja que el aprendizaje de la lengua extranjera es más significativa de manera oral. Ellos utilizan su estilo de aprendizaje de manera oral y en pocas ocasiones el lenguaje escrito. Esto debido a que los maestros no conocen el sistema braille que usan los alumnos ciegos.

    es por eso que los maestros que atienden a los alumnos con discapacidad visual deben ser muy descriptivos en cada una de las actividades para que los alumnos capten mejor la información. De igual forma deben mostrar videos en clase para que los contenidos sean mejor captados por sus alumnos y también deben darse a la tarea de aprender braille para saber lo que escriben sus alumnos en cada una de las tareas o ejercicios que realizaron durante la clase o en las consignas que se dieron en clase.

Referencia Bibliográfica

Andrade, Pablo Martín, 2010. Alumnos con discapacidad visual. Necesidades y respuesta educativa. Disponible en http://201.225.245.162/menu2/crelb/servlb/2.pdf.


¿Te gustó este artículo? En Ciegos Venezuela te agradecemos que nos lo hagas saber compartiéndolo por tus redes sociales, para lo cual encontrarás enlaces más abajo. De esta manera sencilla ayudas a dar a conocer nuestro trabajo. Son bienvenidos también todos los comentarios, en los cuales puedes dejarnos información adicional, opiniones, sugerencias o correcciones.

1 comentario en “Inglés como segunda lengua para estudiantes con discapacidad visual

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.