Saltar al contenido

Consuelo Arias-Briceño hace teatro con personas con discapacidad visual

Foto de Consuelo Arias-Briceño.La Cooperativa Eduardo Calcaño Calcaño es la primera agrupación teatral conformada por personas con discapacidad visual, que ofrece su arte a todo público. La misma, creada como cooperativa desde el año 2002, ha brindado esparcimiento y aprendizaje a cada una de las personas que entra en contacto con el grupo, al tiempo que contribuye a derrumbar barreras sociales y actitudinales en la relación y el trato con las personas ciegas o de baja visión, específicamente.

Su directora, Consuelo Arias-Briceño, psicólogo clínico, con 22 años de experiencia en el trabajo con personas invidentes, quien además cursó teatro en la Universidad Central de Venezuela con el destacado profesor de artes escénicas Roberto Urbina (residenciado actualmente en Barcelona – España), concedió parte de su tiempo para conversar sobre esta agrupación teatral, que dirige desde el año 2006, mencionando todos los beneficios que adquiere una persona con discapacidad visual cuando hace teatro.

Señaló que la agrupación en este momento cuenta con 5 participantes. “Todos somos como una pequeña familia, donde nos apoyamos y aprendemos unos de otros”, aseguró la Directora al destacar que son muchos los beneficios que como persona o individuo ha logrado adquirir cada uno de los que allí participan. “Notándose por ejemplo, cambios de aptitud bien importantes, es decir, gente que era muy tímida, que no hablaba o que le costaba participar, hoy en día son más expresivos, espontáneos y seguros; y todo eso gracias a las actividades que desarrollamos en los ensayos, como son el manejo de voz, la dicción y la expresión gestual y corporal, entre otros”, dijo Consuelo.

Enlace afiliado: encuentra lupas digitales en Amazon.


Agregó, que además de todos los textos de obras que han memorizado, practicado y montado, realizan talleres de autoestima, seguridad y liderazgo; complementando, a través de su profesión como psicóloga, con la posibilidad de que se realicen actividades terapéuticas. “Problemas que quedan entre nosotros, ya que tenemos como norma que lo que allí se dice allí se queda, es decir, que sin necesidad de que la gente tenga que estar profundizando los mismos, estos asuntos van tomando solución a través del teatro”, así lo mencionó la Directora, al indicar que el teatro ayuda a hacer catarsis ya que cuando se asume un personaje o se improvisa, muchas cosas que están dentro de uno pueden salir sin necesidad de pensar que se está sacudiendo una carga.

Igualmente, comentó que a la hora de hacer teatro lo más difícil es la disciplina, “sin embargo – dijo -todo puede ser muy relativo, ya que hay personas que la han aceptado muy bien, pero por ejemplo, si alguien no acepta el bailar como parte de la disciplina y decide dejar el teatro, eso no es correcto, pues el participante debe saber que tiene que realizar todas las actividades y trabajar con esfuerzo junto al grupo. De esta forma logramos que cada quien mejore, entre otras cosas, su vocabulario, manera de relacionarse, actuar y vestir”.

Respecto al aporte del teatro para la inclusión de este grupo de personas en la sociedad, manifestó que aunque, contradictoriamente, son un grupo que solo trabaja con personas con discapacidad visual, considera que contribuyen en su inclusión en la sociedad, pues les permite tener igualdad de condiciones, en el sentido de que si trabajaran con personas que ven estos tendrían ventajas sobre los que no ven o los que ven muy poco. Aparte de que se les está dando a los participantes herramientas que los hacen sentirse más seguros, capaces de hacer y de ser autosuficientes, logrando así superar sus problemas de autoestima. “Por ello considero que en el teatro trabajamos más por integrar que por incluir, ya que les permite al mismo tiempo unirse y compartir”, acotó.

Para finalizar, Consuelo Arias-Briceño recomendó a todas aquellas personas que no cuentan con la vista y en especial, con deficiencia visual o que sabe que la va perdiendo y no tiene posibilidades de recuperarla, dedicar un espacio para practicar teatro, pues con ese resto visual puede ir aprendiendo las destrezas de la actuación y el manejo en la calle. Además que al incorporase en esta agrupación, logran conseguir el apoyo de otros que están pasando por la misma situación, y que a pesar de ello, han logrado trabajar, estudiar y desenvolverse socialmente.

La Directora subrayó que están abiertos a recibir más integrantes, por lo que invitó a los interesados a darse la oportunidad y así perder el miedo escénico. Agregó que quienes deseen formar parte de la Cooperativa Eduardo Calcaño Calcaño, primero incursionan por tres meses para luego decidir si le gusta o no la experiencia y de esta manera pasar a ser parte de la Cooperativa. “Lo que hay es que atreverse a probar, ya que el que no prueba no sabe si le va a gustar”, aseguró Consuelo.

Los ensayos se realizan los días lunes y miércoles de 1:00 a 5:30 PM, en la sede de la Escuela Nacional de Artes Escénicas ‘César Rengifo’, ubicada en la Esquina de El Cuño, Parroquia Altagracia, en Caracas. Contacto: Doris Fonseca, teléfono 0416.8392022.

Logo de la revista Máxima Visión.

Nota: Esta entrevista fue publicada originalmente en la revista Máxima Visión, en su edición de Junio 2016.


¿Te gustó este artículo? En Ciegos Venezuela te agradecemos que nos lo hagas saber compartiéndolo por tus redes sociales, para lo cual encontrarás enlaces más abajo. De esta manera sencilla ayudas a dar a conocer nuestro trabajo. Son bienvenidos también todos los comentarios, en los cuales puedes dejarnos información adicional, opiniones, sugerencias o correcciones.

Enlaces afiliados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.