Saltar al contenido

Cosas que quizá no sabías sobre las personas ciegas

Foto de Lucero Márquez.
Lucero Márquez.
Probablemente el título de esta publicación te llame mucho la atención. Quizá te a tocado ver a personas ciegas pasar por la calle, o quizá tengas un amigo con discapacidad visual, o también tu que estás leyendo esta nota seas esa persona ciega, pues el que no veas ya no te impide acceder a la tecnología, cosa que tocaremos más adelante. Pero si tu, querido lector, no eres ciego, ojalá estas 10 cosas que no sabías sobre un ciego te orienten a saber un poco de lo mucho que puede hacer una persona con ceguera.

  1. El ciego puede utilizar las computadoras y dispositivos móviles como teléfonos celulares, iPad, etc, como cualquiera. Con la ayuda de un lector de pantalla es como una persona ciega puede interactuar con la computadora, y no significa que sea especial. Yo ahora mismo al estar redactando este texto estoy utilizando un lector de pantalla llamado VoiceOver, el cual me va indicando con el apoyo de una voz sintética lo que voy escribiendo, así como todas las funciones que le voy indicando por medio de comandos de iOS, el sistema de operación de Apple, o del mismo programa VoiceOVer. Cabe reconocer que las computadoras y dispositivos móviles no son especiales, lo único que se necesita es prender el dispositivo como cualquier otro y tener activado el lector de pantalla.
  2. Puede soñar como cualquiera. El que no vea no quiere decir que no sueñe, incluso puede soñar colores e imágenes. Por experiencia es que puedo afirmar que una persona ciega sí puede soñar como cualquier otra persona, pues mis sueños son reales. Yo puedo ver a color las personas, objetos, y las acciones que se van realizando; y no se si pase en todos los ciegos, pero yo en ellos si puedo ver bien.

  3. Puede realizar los quehaceres del hogar fácilmente. Sabiendo el lugar de cada objeto y para qué sirve, lo único que falta es la voluntad del ciego. Mucha gente dice que no servimos ni para apoyar en el hogar, pero nuevamente pongo mi experiencia personal. Puedo llenar una cubeta de agua, barrer sin dejar basura tirada, exprimir el trapeador como todos, y lavar un trapo para limpiar cualquier objeto de la casa. En definitiva una persona ciega sí puede realizar la limpieza del hogar sin ningún problema.

  4. Pueden cocinar alimentos. El paradigma de que nos podemos quemar, o de que no podemos cocinar, es un mito pues está comprobado que realizamos hasta los bocadillos más exquisitos. Yo no cocino porque no me gusta pero ¡Tengo colegas que son los mejores cocineros que he conocido! Muchas veces las personas que tienen la oportunidad de convivir con una persona ciega tienden a sobreprotegerlas mucho. En la cocina es uno de los paradigmas más fuertes de la sociedad: que nos vamos a quemar, que no sabemos prender la estufa o el horno, cómo vamos a picar las verduras, el cuchillo es filoso y nos vamos a cortar; Pero no, señores, nosotros también podemos hacer este tipo de labores como cualquier otra persona, pues no hay que olvidar que tenemos manos, tacto, olfato; y puedo garantizar que podemos realizar bocados de los más exquisitos de nuestra cultura.

  5. Podemos vestir a la moda. El que no podamos distinguir los colores no quiere decir que no debamos vestir bien. Sabiendo el orden de las prendas es igual que todos. Como cualquier persona que va caminando por la calle, al usar una vestimenta que cumpla con las reglas de la elegancia y la limpieza va a ser mejor recibida. En este punto quiero aclarar que no es necesario comprar prendas especiales. Que si el ciego no ve el color de su ropa no va a saber como escogerla es también un mito, pues nuevamente les comento que el tacto va ser clave importante para saber cual es la prenda. Y como todo va avanzando en la tecnología, el ciego puede hacer uso de su teléfono celular para tomarle una fotografía y el lector de pantalla nos indicará cual es el color de dicha prenda.

  6. Tenemos pareja. El amor no se queda atrás, amamos y sentimos como cualquier ser humano. Muchas veces me a tocado escuchar a muchas personas que dicen: ¿Y cómo se van a besar? Te imaginas si se llegan a casar, ¿Cómo le van a hacer para tener relaciones sexuales? ¡Es un pecado eso! ¡Yo creo no le van a atinar! Pero Éste tipo de pensamientos están muy alejados de la realidad de las personas ciegas y llenos de los prejuicios de mucha gente.

  7. Viven felices en matrimonio. Pueden llevar las riendas del hogar como cualquier familia, son capaces de tener acomodado todo en su lugar, y los gastos al presente. Ya dentro del matrimonio son capaces de realizar cualquier cosa como cualquier pareja casada: planean, administran, cuidan, y están al corriente de todos los servicios públicos de los cuales todos necesitamos para sobrevivir. Miren que si yo no me he casado es porque no he querido; digamos que ¿Mi visión es otra jajajajajaja!

  8. El tener un hijo es lindo para todos. Las personas ciegas han demostrado dar buena alimentación, educación, y valores a sus hijos, y el no ver no los detiene. Una pareja donde uno o ambos son ciegos no tiene casi ningún problema para educar a su hijo, vestirlo, o llenarlo de buenos valores, pues como en toda pareja siempre tienen que dialogar cual va a ser el mejor camino para el hijo y darán todo por el retoño como cualquier padre de familia.

  9. Trabajamos con esmero. Cuando tenemos la oportunidad de trabajar lo hacemos con gusto, solo que a veces la sociedad duda de nuestras capacidades. El trabajar en la actualidad se ha vuelto un camino muy difícil para las personas ciegas, pero no porque no podamos ofrecer algo a la sociedad, sino porque la mayoría de las empresas privadas, el gobierno, o cualquier institución, dudan de nuestras capacidades, y siempre la respuesta al recurrir a un trabajo para nosotros es: No tenemos nada para ti ¡Fuera! Una pérdida para la empresa. Como cualquier persona, podemos pensar, ofrecer. Tenemos la habilidad de crear, prepararnos en alguna especialidad en lo que necesite la empresa. Simplemente es cuestión de tener confianza. Debes recordar que todos somos diferentes, que nadie nace igual, y como cualquiera, podemos tener algunas habilidades que quizá tú no tienes, y quizá algunas que tú tienes y nosotros no las poseemos.

  10. Vamos al cine. Aunque no lo creas, las personas ciegas también hacemos toda clase de actividades recreativas, hasta ir al cine aunque no vemos la película. Pero créeme, ¡La entendemos perfectamente! Sólo es cuestión de escuchar un poco.

Así que, ahora que sabes estas grandes cualidades de una persona ciega, rompe ese paradigma de que no servimos para nada. Quizá ahora yo me encuentro con los ojos en la oscuridad, pero quizá mañana puede pasarte.


¿Te gustó este artículo? En Ciegos Venezuela te agradecemos que nos lo hagas saber compartiéndolo por tus redes sociales, para lo cual encontrarás enlaces más abajo. De esta manera sencilla ayudas a dar a conocer nuestro trabajo. Son bienvenidos también todos los comentarios, en los cuales puedes dejarnos información adicional, opiniones, sugerencias o correcciones.

Comparte este artículo o sección

Publicado el Categorías Opinión, Perfiles

Acerca de Lucero Márquez

Lucero es conferencista profesional y promotora de los derechos de los usuarios de perros de asistencia. Es la protagonista del libro Cierra los ojos que vamos a ver, de Menena Cottin. Está desarrollando a través del marketing netWork un proyecto donde verdaderamente se incluye a personas con discapacidad en el mundo productivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.