Saltar al contenido

Cómo llegué a producir el audiolibro «Hasta un Ciego puede Cocinar»

“Si yo no hago por mí, ¿Quién va a hacer por mí? Si sólo hago por mí, ¿Qué soy? Y, si no ahora, ¿Cuándo?”

Las motivaciones y desarrollo del audiolibro Hasta un Ciego puede Cocinar se encuentran resumidas en este pensamiento hebreo, de autor anónimo, que integré a mi enfoque de vida desde que lo leí en la autobiografía de Golda Meyer.

Enlace afiliado: encuentra lupas digitales en Amazon.


Al año de quedar ciego, cuando comencé mi rehabilitación, pronto me percaté de que para tener más independencia era preciso adquirir destrezas adicionales. Una de ellas, como consecuencia de la reducción en la movilidad, fue aprender a cocinar. Mi primera experiencia en la cocina fue hornear papas, que constituían la base de mi desayuno. Seleccioné el horno de microondas porque evita las quemaduras accidentales, y porque su precisión en cuanto a tiempo y temperatura minimiza la posibilidad de quemar los alimentos.

Corría el año 2007, y mientras me adiestraba en el uso del lector de pantalla, el proceso por el cual accedí a este derecho me hizo consciente de la escasez de información para las personas con deficiencia visual. Así que grabé un disco compacto con entrevistas a 17 personas ciegas con vidas productivas e independientes, que incluía, además, una guía de ayuda para el nuevo ciego. Este trabajo sentó las bases para, junto al colega José Antonio Benítez, fundar la compañía ‘Lectura en Audio’ —LEA, por sus siglas— en nuestro país, Puerto Rico, dedicada a la conversión de texto a sonido usando voces digitales.

Como servicio público, comenzamos publicando dos revistas en formato parlante, una enfocada en la cultura, la otra en la consejería. Estuve a cargo de esta última, donde incluí secciones de modelaje par, avances médicos relacionados con los distintos tipos de ceguera, avances en asistencia tecnológica, legislación vigente relacionada con el sector de personas con impedimentos, vida independiente, y anécdotas humorísticas en la vida de los ciegos. Para la sección “Vida Independiente”, publiqué consejos, remedios caseros y recetas de cocina. Esto me llevó a ampliar mi recetario utilizando la red como principal fuente de información.

Esta búsqueda se prolongó por espacio de siete años, durante los cuales examiné cientos de recetas y puse a prueba muchas de ellas, con sus aciertos y fracasos. Un gran número de estas resultaron inadecuadas, al carecer de precisión en relación con la potencia del horno, mientras que otras hacían referencia a ingredientes regionales foráneos, haciendo imposible reconocer algunos de estos, o incluso su disponibilidad. Por otra parte, al no tener experiencia previa en la cocina, este proceso fue también un aprendizaje.

Familiarizado, para este entonces, con el rango de destrezas de los ciegos puertorriqueños, decido publicar un audio libro que aporte al mejoramiento de la calidad de vida de estos, dando así paso al nacimiento de Hasta un Ciego puede Cocinar.

Una vez completada la ingeniería del disco, comencé la búsqueda de un narrador o narradora. La búsqueda concluyó cuando durante la presentación de un libro de la autoría del socio José Antonio Benítez conocí a Consuelo Arias-Briceño, quien a la sazón acababa de llegar a la isla. Durante la conversación, me enteré de que narra libros como parte de las funciones que desempeña en Venezuela. Su contratación fue instantánea, llevando a cabo el proyecto por medio de correo electrónico.

La narración concluyó en octubre de 2015, dando comienzo a una nueva búsqueda para la impresión y empaque del disco compacto. Luego de varios intentos, conseguí la calidad y precio adecuados, concluyendo con la entrega del producto terminado a finales de diciembre de 2015.

La venta a los compañeros con discapacidad visual estará a cargo de la Asociación Puertorriqueña de Ciegos, quienes serán los beneficiarios de las ganancias del producto. Por mi parte, me ocuparé del sector normo visual, hacia el cual están dirigidos tanto el título como la presentación del estuche.

Hay todavía mucha desinformación y muchos cambios de enfoque por llevar a cabo para que las personas ciegas se apoderen y lleven vidas productivas e independientes. Confío en que este proyecto sea un paso en la dirección correcta.

Manteniendo el espíritu de promover el empoderamiento, comparto un pensamiento que encontré en un artículo sobre una española ciega, que luchó hasta conseguir la concesión de un kiosko para vender lotería de la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) y que mantenía visible en un cartelito:

“¿Hay algo peor que el fracaso? Sí, no hacer nada”.

Prueba los ‘Huevos al plato’

Puedes descargar el audio en formato MP3 de los Huevos al plato desde Google drive, una receta muy sencilla y asequible de Hasta un Ciego puede Cocinar.


¿Te gustó este artículo? En Ciegos Venezuela te agradecemos que nos lo hagas saber compartiéndolo por tus redes sociales, para lo cual encontrarás enlaces más abajo. De esta manera sencilla ayudas a dar a conocer nuestro trabajo. Son bienvenidos también todos los comentarios, en los cuales puedes dejarnos información adicional, opiniones, sugerencias o correcciones.

Enlaces afiliados

2 comentarios en “Cómo llegué a producir el audiolibro «Hasta un Ciego puede Cocinar»

  1. Isabel Teresa Malpica

    Me parece genial, amigo Pablo, darle esa maravillosa oportunidad, a todas esas personas que, por carecer de un sentido, no son inútiles, por el contrario, son más osados que los que contamos con el sentido de la visión y no nos atrevemos a cocinar o hacer otras cosas. Se que será un éxito para todos los que se den la oportunidad de ser cada día más independientes.
    Gracias, por pensar en todos estos seres, los cuales admiro muchisimo.
    Mi respeto y admiración para ti.
    una amiga, desde Caracas, Venezuela

    Responder
  2. Consuelo Arias-Briceño

    Al amigo Pablo Santiago lo felicito por su capacidad de búsqueda de independencia a través de las artes culinarias, entre otras actividades que sin lugar a dudas realiza.

    Mi admiración y respeto.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.