Agradecidos A Nuestro Creador

Los integrantes de la Cooperativa Profesor Eduardo Calcaño Calcaño se unen en armonía para desearle a todos y cada uno de nuestros cibertifloseguidores, público en general y a quienes sólo nos pueden seguir virtualmente una muy feliz Navidad 2014 y un mejor Año Nuevo 2015.

Nosotros, Adalberto Altuve, Antonio José Blanco, Doris Fonseca, Juan Luis Ochoa, Carlos Alberto Palacios, María Hortencia Vanegas junto a nuestra Directora General Consuelo Arias Briceño agradecemos a Dios con gratitud infinita. Este año fue muy, pero muy bueno. Tuvimos la experiencia de presentarnos en el Celarg y en el Festival Teatral de Autor FESTEA 2014, cosas que nunca antes habíamos hecho y que nos dieron el impulso para seguir adelante con más ganas y con más compromiso.

Agradecemos a Yenny Carrero por su participación como socia activa de la Agrupación hasta noviembre de este año. También, al profesor Nino Villezuá, nuestro gran y primer Director Invitado quien nos apoyó desde lo profesional hasta en los montajes y arreglos de Sala. No nos olvidamos de Charles Ramos quien nos ha acompañado en cada función y ha vertido lágrimas de emoción. Además, ofrece sus masajes relajantes a cada uno y se dedica a maquillar a la más coqueta a quien dejo en el anonimato.

Esperamos, al igual que este año, poder seguir ensayando en la Escuela Nacional de Artes Escénicas César Rengifo, quien nos ha dado la acogida desde el 2011. Muchas cosas cambian, esperemos que esa no.

El cierre de año lo realizamos con la obra El niño que no creía en Dios, Teatro a Ciegas. Hemos recibido algunas expresiones de emoción unidas a recuerdos de momentos alegres, tristes, de miedo y de seguridad. Hay quien superó el miedo a la oscuridad por espacio de media hora pues logró ver una rendija de luz que sirvió de orientación y fortaleza. También, quien virtualmente se subió al escenario y participó de los juegos de su infancia con los “niños” que jugaban en el parque. Otros que recordaron vivencias infantiles junto a abuelos y otros familiares y alguien más que vio su discapacidad visual como algo con lo que puede ir aprendiendo a vivir.

Gracias, una vez más a nuestro Dios, a nuestro amado público y a todos los que nos siguen por la red.

¡Hasta el próximo año! Dios bendiga a Venezuela y a sus habitantes.

Con amor, Consuelo Arias-Briceño


¿Te gustó este artículo? En Ciegos Venezuela te agradecemos que nos lo hagas saber dándonos un +1 y/o un «me gusta», ycompartiéndolo en tus redes sociales. De esta manera sencilla ayudas a dar a conocer nuestro trabajo. Son bienvenidos también todos los comentarios, opiniones, sugerencias o correcciones.

Comparte este artículo o sección

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.