Saltar al contenido

Miembros honorarios se pronuncian ante crisis de FEVIC

Un grupo de miembros honorarios de la Federación Venezolana de Instituciones de Ciegos emitió un comunicado en atención a la controversia que rodea a la federación debido a la crisis en la cual se ha sumergido recientemente. Según los estatutos de la federación, los miembros honorarios “son las personas naturales que por una meritoria labor en pro de la Federación Venezolana de Instituciones de Ciegos, sean distinguidas con tal designación por la Asamblea, previa postulación razonada y por escrito ante el Comité Ejecutivo” siempre y cuando cumplan algunos requisitos, entre ellos “tener al menos 20 años de vida gremial activa y sostenida en pro de la Federación, durante los cuales, haya presentado una participación destacada en el movimiento tiflológico nacional o internacional”.

A continuación el comunicado.

Enlace afiliado: encuentra juegos en braille en Amazon.


Pronunciamiento de un grupo de miembros honorarios con relación a la solicitud de convocatoria de una asamblea general extraordinaria formulada por 11 organizaciones afiliadas a la Federación Venezolana de Instituciones de Ciegos

Nosotros, los abajo firmantes, en nuestra condición de miembros honorarios de la federación, queremos expresar a través de este medio nuestra más profunda preocupación por la situación que actualmente vive esta organización, producto de la solicitud realizada por 11 organizaciones al Comité Ejecutivo para que convoque una Asamblea General Extraordinaria en forma presencial, lo que ha traído como consecuencia el intercambio de comunicados y audios, muchos de ellos con expresiones y agresiones verbales que lejos de contribuir a superar la ya difícil situación que confronta la Federación y que requiere del esfuerzo de todos para poder sacarla del abismo en el que fue hundida, lo que hacen es profundizar dicha crisis creando inestabilidad y desunión entre los afiliados.

Es importante recordar que el pasado 8 de julio del presente año se realizó una Asamblea General extraordinaria que por la importancia de los puntos a tratar era prácticamente obligatoria la asistencia de todas las organizaciones afiliadas a la Federación, de conformidad con lo establecido en el Artículo 9 literal C referente a los deberes que debemos cumplir todos los miembros independientemente de nuestra condición.

Cabe destacar que a esta asamblea acudió el 70 por ciento de las organizaciones afiliadas, quienes hicieron un gran esfuerzo institucional y personal para estar presentes en Maracaibo, lo que no fue fácil por las distancias a recorrer y lo costoso del traslado. Ello sin contar todas las dificultades vividas en carretera, por ser el Zulia un estado de frontera.

También se debe señalar el importante apoyo brindado por la Asociación Zuliana de Ciegos, quien disponiendo de sus recursos propios, garantizó una buena logística a los asistentes, siendo este apoyo determinante en la realización de la Asamblea.

En el transcurso de la Asamblea todos los asistentes tuvieron la oportunidad de exponer su posición y presentar sus alegatos a favor o en contra, y en el caso de los funcionarios involucrados por ser parte del Comité Ejecutivo 2017-2021, hicieron uso amplio del derecho a la defensa, respondiendo las preguntas formuladas durante el debate tanto por la auditora como por los delegados.

Llama poderosamente la atención que 5 de las 11 organizaciones solicitantes no asistieron a la Asamblea, pretendiendo algunas de ellas —según se desprende en sus comunicados—, desconocer los acuerdos aprobados el 8 de julio y reclamando con fuerza sus derechos, olvidando que, si bien tenemos derechos, también tenemos deberes que cumplir y es el cumplimiento de los deberes lo que nos da la fuerza para reclamar nuestros derechos. Estas instituciones decidieron no participar en la votación efectuada en esa asamblea, y por tanto deben acogerse y respetar la voluntad de la mayoría.

Por otra parte, las 6 restantes asistieron a la Asamblea y conocieron de primera mano el informe presentado por la auditora donde se reflejan todas las irregularidades cometidas durante el período 2017 2021 y que mantienen en una muy difícil situación a la Federación.

Esta diatriba ha llegado a tal extremo, que en su último comunicado, el representante de la Sociedad Amigos de los Ciegos usa la expresión “la mal llamada auditoría”, irrespetando a juicio nuestro el profesionalismo de la auditora, olvidando que él fue parte de la Comisión Garante firmando y aprobando el informe de la auditoría en la Asamblea del 8 de Julio de 2022.

En relación con el documento dirigido al comité Ejecutivo para solicitar la Asamblea se observan los siguientes aspectos: durante la exposición de motivos se hace referencia a la decisión de AACIDEVI de expulsar al Presidente de la Federación y de retirar el apoyo a la Fundación Valentín Haüy, haciendo mención a su vez al Acta de la Asamblea general Ordinaria Celebrada en el Hotel El Conde y la cual no fue aprobada, dejando entrever que por no ser aprobada el acta la Asamblea es nula, en lo que están totalmente errados, pues el hecho de que no se haya aprobado el Acta no deja sin efecto los acuerdos de la asamblea y tan solo es obligación del Comité Ejecutivo volverla a presentar en la próxima Asamblea General Ordinaria. En este sentido, en muchas organizaciones se desaprueban actas de asambleas hasta más de una vez y no por ello se anulan los acuerdos aprobados en la misma.

Por otra parte, en el artículo 8, en el caso de los Miembros Asociados solo se exige el aval del miembro natural al momento de la solicitud de admisión y en ninguna parte de los Estatutos reza que al serle retirado dicho apoyo por parte del miembro natural automáticamente deja de ser miembro de la Federación la institución asociada.

Con respecto al punto citado referente a la anulación del Acta de la Asamblea General Ordinaria del año 2020, les aclaramos que en los informes presentados por la comisión Garante y la Auditora no aparece en las recomendaciones la anulación de actas del Comité Ejecutivo ni de la Asamblea, pues dicho aspecto solo fue una acotación al margen efectuada por la auditora en el cuerpo del informe utilizando la expresión: “podrían ser anuladas”, lo que en todo caso únicamente correspondería discutirse y aprobarse en la próxima Asamblea General ordinaria.

En referencia a la agenda que se propone en el documento, uno de los puntos se titula ratificación de nuevos miembros, ignorando en primer lugar, que el miembro para poder ser ratificado en Asamblea debe ante todo ser admitido por el Comité Ejecutivo de conformidad con lo contemplado en el artículo 8, y en segundo lugar estas ratificaciones se efectúan en asamblea Ordinaria y no en extraordinarias, tal como lo expresa el mismo artículo 8 en su parágrafo 5.

En cuanto a la consideración y aprobación por parte de la Asamblea, esto se realiza conforme al siguiente procedimiento: se elabora el proyecto, se discute y se aprueba en primer lugar en el órgano o comisión, se eleva al consejo Federativo para su revisión, de acuerdo a lo expresado en el artículo 27 literal 8, y por último se lleva a la Asamblea para su final aprobación, lo que por lo general se efectúa en Asambleas Ordinarias.

Por último, se habla de restablecer el Estado de derecho dentro de la Federación, punto muy genérico pues no se detalla en qué aspectos ni a quién se le han vulnerado derechos, lo que a nuestro pensar, si alguien en particular considera que se le han violentado sus derechos lo más lógico es que acuda a los órganos jurisdiccionales a los fines de reclamar el restablecimiento de los mismos, por cuanto consideramos que todos los acuerdos aprobados el 8 de julio en la asamblea general Extraordinaria están ajustados a derecho por ser evidente el daño causado a la Federación y el desorden administrativo continuado y agravado que hoy enfrenta el nuevo comité ejecutivo, con la difícil tarea de hacer todo lo posible por superarlo, todo ello expresado en el Informe presentado por la Auditora y firmado por todos los miembros de la Comisión garante.

Por lo antes expuesto, consideramos que hasta tanto el Comité Ejecutivo no culmine sus investigaciones y formule la denuncia en Fiscalía tal como se lo ordenó la pasada Asamblea General del 8 de julio, no se debe convocar a ninguna Asamblea hasta tanto no determine la justicia que pasó con la gran cantidad de recursos que envió FOAL al país, y de los que nunca se nos rindieron las cuentas respectivas, derecho que nos asiste por ser miembros de la Federación.

Finalmente, desde nuestra experiencia adquirida por el largo transitar en este movimiento, hacemos un llamado a la reflexión y a la consciencia a toda la dirigencia para que valoremos y trabajemos en pro de nuestras instituciones, incluyendo a la Federación, la que hoy requiere que todos como un solo hombre pongamos el hombro para sacarla adelante y colocarla en el sitial que corresponde, dejando de lado intereses personales, promoviendo el imperio de la ley y de nuestros estatutos en pro de la justicia dentro de nuestras organizaciones, pero también en la Federación con la misma fuerza y el mismo empeño, pues el movimiento tiflológico es uno solo y es un compromiso moral preservarlo unido para las generaciones futuras, quienes deberán seguir luchando por lograr un mundo más justo para las personas con discapacidad visual.

Los Miembros Honorarios:

Gladys Morillo, C.I. 1657648
Hortensia Sierra, C.I. 6002851
José Ceballos, C. i. 10186139
José Peralta, C. I. 7349895
María Peniza, C. I. 5425541
Oscar Briceño, C. I. 2155074


¿Te gustó este artículo? En Ciegos Venezuela te agradecemos que nos lo hagas saber compartiéndolo por tus redes sociales, para lo cual encontrarás enlaces más abajo. De esta manera sencilla ayudas a dar a conocer nuestro trabajo. Son bienvenidos también todos los comentarios, en los cuales puedes dejarnos información adicional, opiniones, sugerencias o correcciones.

Enlaces afiliados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.